Menu

Departamento de Filosofía

FILOSOFÍA: 1º Bachillerato.

Los recursos para la evaluación de los alumnos son los siguientes:

  1. Exámenes conceptuales, en los que se controlará el grado de asimilación que el alumno haya alcanzado en la comprensión de los problemas y las respuestas. Se organizarán las preguntas en dos niveles: uno básico, de contenidos mínimos (2,5 puntos), que habrá de superarse satisfactoriamente para aprobar; y un segundo nivel de mayor dificultad, para subir la calificación (de 2,5 a 4,5 puntos). Esta distribución facilitará la objetividad en la evaluación de los contenidos mínimos y en el grado de profundización del alumno en el tema. Además, gracias a la distribución de las preguntas en niveles, el propio alumno podrá autoevaluarse a lo largo del curso, al apreciar fácilmente su progresión.
  2. Trabajos obligatorios de investigación y de comprensión de textos filosóficos: esquemas de ideas, cuestiones relativas al texto, comentarios personales, etc. (de 2,5 a 4 puntos).
  3. Revisión temporal de un diccionario conceptual filosófico elaborado por el alumno (optativo).
  4. Trabajos de carácter voluntario de ampliación de los contenidos y argumentación y defensa de ideas propias.
  5. Actitud y participación en clase (junto a los trabajos de carácter voluntario, de 0 a 1,5 puntos).

La evaluación trimestral será el resultado de la suma de las puntuaciones anteriores. La recuperación de una evaluación anterior consistirá, en su caso, en la superación del examen conceptual de contenidos mínimos, o bien, en su caso, en la entrega o corrección de los trabajos obligatorios. La evaluación final equivaldrá a la puntuación media de los tres trimestres, siempre que cada trimestre se haya superado en cada uno de sus apartados. Esta calificación final podrá subir mediante la elaboración de un trabajo de carácter voluntario y extraordinario sobre la lectura de una obra de filosofía, cuyo seguimiento se haya iniciado al principio de curso. La entrega de este trabajo es condición necesaria para la obtención de una calificación final de 10 puntos.

La evaluación de pendientes sigue el mismo régimen general descrito anteriormente, excepto el punto 5.

HISTORIA DE LA FILOSOFÍA: 2º Bachillerato.

Los recursos para la evaluación de los alumnos son los siguientes:

  1. Exámenes conceptuales, en los que se controlará el grado de asimilación que el alumno haya alcanzado en la comprensión de los problemas y las respuestas. Se organizarán las preguntas en dos niveles: uno básico, de contenidos mínimos (5 puntos), que habrá de superarse satisfactoriamente para aprobar; y un segundo nivel de mayor dificultad, para subir la calificación (de 5 a 10 puntos). Esta distribución facilitará la objetividad en la evaluación de los contenidos mínimos y en el grado de profundización del alumno en el tema. Además, gracias a la distribución de las preguntas en niveles, el propio alumno podrá autoevaluarse a lo largo del curso, al apreciar fácilmente su progresión.
  2. Trabajos obligatorios de investigación y de comprensión de los textos filosóficos: esquemas de ideas, cuestiones relativas al texto, comentarios personales, etc. Su entrega es obligatoria, aunque carecerán de calificación.
  3. Superado el examen conceptual y entregados los trabajos obligatorios, se propondrá una prueba escrita del correspondiente Comentario de Texto confeccionado según el modelo de la Prueba de Acceso a la Universidad.

La evaluación trimestral será el resultado de la calificación media de los exámenes conceptuales, cuya superación es necesaria, y de los Comentarios de Texto calificados según el modelo de la Prueba de Acceso a la Universidad. La recuperación de una evaluación anterior consistirá en la superación de los mencionados Comentarios de Texto. La evaluación final equivaldrá a la puntuación media de los tres trimestres.